Odontología preventiva

 

El mejor tratamiento de cualquier enfermedad es su prevención.

Cuando no es posible la prevención es muy útil el diagnóstico precoz para minimizar sus consecuencias y simplificar el tratamiento.

Prevención y diagnóstico precoz son, pues, los pilares de la medicina preventiva.

La odontología preventiva tiene como finalidad interponer barreras que interfieran en el desarrollo de las enfermedades bucodentales.

Los beneficios serán mayores cuanto antes pongamos en marcha un programa preventivo o más rápidamente detectemos la enfermedad.