Ortodoncia


Etimológicamente, Ortodoncia deriva de los términos griegos ortos (“recto”) y odontos (“diente”), es decir, sería aquella ciencia encargada de “enderezar” los dientes o de corregir las irregularidades en las posiciones dentarias.

Se ha estimado en nuestro medio que, aproximadamente el 50% de la población en dentición permanente temprana (12 a 14 años de edad) requeriría algún tipo de intervención ortodóncica. En la actualidad, habría que añadir a lo ya mencionado el notable incremento en la demanda de tratamiento ortodóncico por parte de personas adultas, debido a que progresivamente mayor número de ellas mantienen sus dientes durante más tiempo, interesadas en su estética y salud dentofacial.